.

S&P 500 y el Dow Jones se han mantenido en subida por tres días consecutivos

El S&P 500 y el Dow Jones han cerrado esta semana con una subida, incluso han llegado a sus máximos históricos. Esta sería su tercera alza consecutiva semanal que han logrado obtener. Pero esto se debe, a varios factores que han sido tomados en cuenta por ambos:

· Los valores de crecimiento han ido repuntando al final de la sesión y es por ello que los resultados semestrales han sido positivos.

· Estos valores de crecimiento han podido encontrar un terreno que ha sido muy favorable en las últimas semanas. Esto ha sucedido luego de haber sido superados por las acciones de valor durante todo el año.

· Hubo un retroceso en el rendimiento del bono del tesoro de los Estados Unidos a 10 años en estos últimos 14 meses. Es por ello, que desde finales de marzo las compras del sector de crecimiento se han visto muy animadas.

· Los datos arrojados por los expertos también han dado a conocer otro tipo de información relevante. El precio al productor de Estados Unidos han tenido un aumento considerable, incluso, el aumento ha sido mucho más de lo que se esperaba para el mes de marzo.

Los inversores están al tanto del aumento de una inflación, por lo menos hasta que las vacunas puedan ayudar al arreglo de la economía de los Estados Unidos. Vale la pena destacar que la pandemia ha causado un confinamiento que ha traído consigo algunos inconvenientes en el área de la economía.

Sin embargo, el mercado estadounidense no ha mostrado mucha preocupación por el siguiente motivo. La Reserva Federal ha dado a conocer que el alza de los precios superará los objetivos pautados.

El jefe de la Fed, Jerome Powell ha estado al pendiente de todos los avances durante esta última semana. Asimismo, todos deben entender el repunte que se espera porque ya se está preparado para ello. Esto ha sido señalado esta semana por parte de Ken Polcari, socio gerente de Kace Capital Advisors.

Al estar preparados para el cambio, el mercado no puede echar para atrás. Al contrario, ha logrado que la gente se mantenga en calma y no estén alarmados por las consecuencias del coronavirus.

En cuanto al Dow Jones, el promedio industrial ha subido 297,03 puntos o lo que equivale a un 0,89%, y en unidades 33.800,6. Mientras que el S&P 500 ha ganado 31,63 puntos, o un 0,77%, lo que equivale a 4.128,8 unidades. Nasdaq también ha tenido una buena suma de 70,88 puntos, lo que sería 0,51%, a 13.900,19 unidades.

Asimismo, durante esta semana el S&P 500 avanzó un 2,71%, mientras que el Dow Jones ascendió un 1,96%. Y el Nasdaq acumuló un alza de 3,12%, lo que se convierte en una cifra muy aceptable.

Estas cifras son muy interesantes para inversores, y para todas las personas que hacen vida en la economía. Los resultados del primer trimestre ya están totalmente listos, y serán proporcionados por los bancos la próxima semana, específicamente el día miércoles. Por parte de Goldman Sachs, JPMorgan y Wells Fargo.

Los analistas también han hecho sus aproximaciones relacionadas al S&P 500. Y han previsto que los beneficios de esta empresa tengan un crecimiento del 25% con respecto al porcentaje del año anterior.

La reapertura de la economía es importante para estos índices, ya que de ello depende que alcancen su máximo histórico. Durante el mes de abril han tenido un buen comportamiento, sin embargo, también es importante tomar en cuenta el comportamiento obtenido en el mes de marzo.

El promedio industrial SS&P 500 y Dow Jones tuvieron un cierre del máximo histórico durante el mes de marzo. Esto es debido a la fuerte alza de las acciones de los sectores que más se beneficiaran una vez que la economía sea totalmente reaperturada.

Es normal que los índices tengan tanto ganancias como pérdidas durante el proceso de confinamiento. Mientras que por otro lado el mercado sigue buscando las señales justas para el crecimiento de la economía de los Estados Unidos. Ya que no es secreto para nadie, que se ha visto afectada a causa de la pandemia durante el año pasado.

La volatilidad también ha tomado importancia durante este proceso, ya que los inversionistas se mantienen ajustando sus portafolios para el fin de trimestre. Para los inversionistas es importante una próxima recuperación económica, y así han mantenido sus expectativas hasta ahora.

Estos últimos meses, han sido oportunos para que los inversores tengan expectativas acerca de una próxima inflación. Esto ha hecho que los rendimientos del bono del tesoro sean impulsados. Y como consecuencia, ha habido una aversión por activos de riesgo, especialmente en las acciones que pertenecen al sector tecnológico.

Los inversionistas también temen a ciertas medidas que puedan ser lanzadas por Biden, y pueda haber un aumento en los precios. Solo queda esperar como continua el comportamiento del S & P 500 y el Dow Jones.